22 January 2006,17:21
Barbie con velo.
Esta muñeca con túnica se llama Fulla, posee su propio velo y un cómodo tapete para rezar. Se está vendiendo como rosquillas en los países musulmanes y minimizando la expansión de la occidental Barbie en ese mercado. Los padres están contentísimos con poder comprarles a sus hijas un juguete que esté en concordancia con los valores tradicionales islámicos acerca de la figura de la mujer. Barbie es indecente, tiene vida propia, no depende de ningún hombre, enseña hombros y tobillos y lo peor de todo: no pisa ninguna mezquita. Fulla sin embargo es sumisa, reza a diario, no enseña ninguna parte del cuerpo y carece de un Ken que la lleve a una senda de pecado. Sin embargo, se cree que en el futuro podrá haber una Fulla médico y otra profesora. Ya saben, todo es empezar.

Después de la muñeca, podemos tomarnos una Mecca-Cola, esa bebida que es la competencia a la siempre capitalista Coca-Cola. Refresco que me he encontrado que se vende en algún punto de la España profunda, en cuya etiqueta se recomienda no mezclar con alcohol, y que tiene la particularidad que el veinte por ciento de sus beneficios van a acciones humanitarias en la Palestina aplastada por "apartheid and Zionist fascism" :
The spirit which governed the creation of Mecca-Cola was to create a profit-making business which would help to relieve human suffering where action is still possible. The most intolerable and the most immediate suffering is that of the Palestinian people. The Palestinian people are experiencing indifference and general complicity, these being the most wretched and the most contemptible acts of apartheid and Zionist fascism.
Y para rematar la jugada, podemos encender la cadena de televisión MBC , y en vez de ver los Simpons, disfrutar de los Shamshoon. Homer, ha pasado a ser Omar, ha dejado de tomar carne de cerdo, se le ha suprimido la cerveza, y la taberna de Moe sólo ha existido en uno de sus sueños, en la versión árabe ha pasado a ser otra historia. Toda y cada una de las modificaciones de la serie original han sido para adaptarla a los cánones que marca la siempre tolerante religión islámica.

Por ello, las barbies con velo, los refrescos mirando a la Mecca, y los dibujos animados que ni beben ni toman carne de cerdo, nos sirven de ejemplo para ver hasta qué punto esta religión impone sus cánones y qué ganas tienen de adaptarse a las costumbres occidentales. Si una muñeca no puede enseñar las piernas, si un refresco no puede ser fabricado en occidente y un dibujo animado no puede zamparse ni un simple donuts, sólo nos espera que en la vida cotidiana nos encontremos con el más claro ejemplo de imposición, intolerancia y radicalidad de esta religión. Hay ocasiones, que en las cosas más simples y sencillas se puede observar nitidamente el fondo de un asunto.

Actualización: leo que tanto el ABC , como Tizas, ha incluido esta semana la noticia de Fulla y la Mecca-Cola. Tal vez destacar
que como bien dicen ellos :«no hay que modernizar el Islam, sino islamizar la modernidad».
 
posted by Chess
Permalink ¤
Red de blogs AntiZP

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-ShareAlike 2.5 License.



Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign
Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign!

Si quieres un icono como este para tu blog, pincha aquí

Help Darfur